Storytelling + grupos de música: ¿Sí o no?

_1418181357_cover

Este tipo de chicas van camino de convertirse en nuestra imagen corporativa

Ayer por la noche estaba buscando contenidos para compartir con vosotros (La verdad es que estoy aprendiendo un montón intentando que esos contenidos sean originales y de calidad, pero con la humildad del que estudia y no enseña -me cuesta atreverme a lanzar según qué conclusiones-) y encontré este artículo sobre storytelling en bandas de música.

Básicamente el storytelling es una técnica que consiste en asociar al “producto” (Odio sonar excesivamente comercial. El producto puede ser tu Curriculum, si te es mejor así) una historia. Con esta historia conseguimos generar en la mente del receptor una serie de ideas, imágenes o sensaciones que jueguen a tu favor.

Un ejemplo muy bueno para mí es el de las empresas de tecnología que nacieron en garajes (Google, HP, Apple…). Nos cuentan sus orígenes humildes, de geeks cacharreando en garajes y ¡nos suena bien! Asociamos a sus marcas valores de humildad, trabajo e innovación que hacen que al final te sientas mejor usando sus productos. Aunque, por cierto, es casi todo mentira.

storytelling-in-product-development-ux-529x250

 

El artículo en cuestión decía varias cosas:

  1. En la música siempre hay un componente teatral, una comunicación más allá de la propia música.
  2. Toda esa comunicación (desde la forma de vestir y de iniciar un concierto hasta las redes sociales o los videos) forma una identidad.
  3. El storytelling debe reforzar, resumir y hacer atractiva esa identidad.
  4. Una boyband es un ejemplo de storytelling atractivo y abusivo para adolescentes (fugaz, cada miembro tiene una personalidad/rol, sueños que se cumplen)
  5. Ozzy Osbourne es un ejemplo de identidad fija, permanente en el tiempo y a la que se ha incrustado la historia que se cuenta. Los artistas independientes son otro concepto de storytelling “soy como vosotros, un tío normal que odia las discográficas.”

Inmediatamente me dirigí a los comentarios. ¿No os pasa?

“Mucha pose de cara a la galería y mucha verborrea tonta. […] Y sí, marketing, lo que equivale a mentir en la mayor parte de los casos (generalizando claro).”

“Yo, personalmente, lo que más odio de un grupo es cuando explican que el bajista tocaba heavy o mierdas de este estilo. Es que no puedo, me pongo enfermo, ‘la suma de personalidades tan distintas que da lugar a algo tan único’, vaya palo. O los que resulta que, oh, tienen 27 años y escuchaban a MBV en los 90, con ¿13 años?”

“Storytelling no debería ser más que contar historias, para éso están las canciones, y no la imagen. La música debe hablar por sí misma. La imagen no es más que algo vacuo y superficial.”

Y más joyitas y comentarios variados, con un balance de 9 en tono positivo, 15 en negativo, y 3 neutrales.

¿Quién no ha oído la historia de la banda que surgió gracias a Myspace?

¿Quién no ha oído la historia de la banda que surgió gracias a Myspace?

¿Entonces…? ¿Storytelling musical sí o no?

Sí, claro que sí, pero con consideraciones y cuidado:

  • La historia tiene que ser parte de tu identidad. Creo que hay que ser muy ‘ninja’ en ese aspecto. Nadie debe sentir que está recibiendo publicidad cuando lee una entrevista. De hecho, creo que no se debe pensar en storytelling como promoción, sino como mensaje. Tengo un proyecto, qué quiero transmitir. Ahí entra nuestra historia.
  • Como decía, el marketing tiene mala fama para el espectador. Una de las premisas que yo tendría al diseñar nuestra historia es la de lograr que suene original, no a artefacto de mercado como los que ya están empleando otros proyectos. No más grupos que cuenten que la suma de sus personalidades hace algo único. (?)
  • De hecho no hay que mentir. La realidad es muy compleja y tenemos que sacar dos-tres ideas poderosas con las que hacer la historia y complementar nuestro proyecto.
  • Teatralizar es talento. Os lo dice un tío que ha tardado más en lograr decir dos frases seguidas en un concierto que en hacer una cover de Triana. Pensar que la gente solo va a tu concierto a oír las canciones y lo bien (o mal) que las tocas es engañarte a ti mismo. 
  • Lo mejor es que sea auténtico y sea desde el principio. Cuando Amaral nos cuenta la historia de que ahora son independientes cuela, pero raro.

En definitiva, este es mi punto de vista sobre el storytelling en conceptos no-tan-comerciales como bandas de música. Diseñar y trabajar un proyecto musical es demasiado bonito como para no aprovecharlo al máximo con estas técnicas. Diseñar y trabajar un proyecto en general y no pensar en todo esto es gastar tiempo y esfuerzos.

Para vosotros, storytelling musical… ¿Sí o no?

Por cierto, cuando leeis la palabra ‘marketing musical’… ¿En qué pensáis? ¿A quién querríais matar?

Por Alejandro Tena

Ver más entradas

La foto de cabecera es del #142 de Reverberation, un podcast muy chulo que hacen los de Allah-Las. Tambien tienen un tumblr espectacular.
Anuncios

1 comentario

  1. Si piensas en Mac DeMarco, la verdad es que tiene un storytelling flipante alrededor de su persona, con todos los vídeos y gilipolleces que se monta. Yo creo que eso influye mucho en que mole tanto, y la verdad, no creo que mienta en ningún momento

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s